Policía política

Policía política

Por Pablo Salvador Coderch   Ayer. Te arrojó agua a la cara. ¿Cómo estabas seguro de que no había salfumán? No se habría venido a ti con las manos desnudas. Aunque un loco siempre es posible. Hoy. Te pregunta por una dirección. No pierdas de vista sus manos. Ojo...