Cinco amigos A, B, C, D y E del Sauerland  deciden pasar un fin de semana juntos en el Edersee. Para ello, los cinco amigos alquilan una casa de turismo rural por dos noches. El objetivo es nadar en el lago, hacer una barbacoa y beber cerveza juntos. No hacen un fondo común, en vez de lo cual acuerdan pagar a escote por partes iguales los gastos en los que se incurra en el viaje cuando regresen a su domicilio.

Dicho y hecho. El viernes siguiente emprenden el viaje en tres coches. Se acuerda que A, que viaja solo, pare en un supermercado que hay en el camino y compre dos cajas de cerveza para el grupo. En el supermercado , A elige una buena cerveza que guste a todos y opta por la Krambacher Regenwald y por la que considera excelente Lucher Pils. Mientras paga en la caja del supermercado, se fija en un folleto publicitario pegado en la caja superior que dice algo sobre un sorteo, pero no le presta atención

En el Lago Eder, el fin de semana transcurre según lo previsto. El sábado por la noche se sientan juntos a tomar una cerveza. B se dirige a la última caja y lleva cinco botellas a la mesa. Luego abre las botellas y les da a cada uno una. Tras el primer brindis, C mira la etiqueta de su botella por primera vez ese fin de semana y lee algo sobre un sorteo: las chapas de las botellas de cerveza Lucher llevan estampados los números del sorteo junto con los códigos que hay que introducir en la página web de la cervecera Lucher para reclamar el premio. El primer premio es un Audi A3. C había observado cómo B abría las botellas y colocaba las chapas encima de la mesa. Coge la suya, y le da la vuelta y ve el símbolo de un coche, el primer premio y un código numérico. Es decir, se da cuenta de que le ha tocado el premio gordo del sorteo.

C estalla de júbilo y A, B, D y E también. Pero sus risas desaparecen cuando C empieza a hablar de «su» coche.

El domingo por la mañana, los cinco amigos vuelven a hablar del premio. C insiste en que era su botella la premiada y, por tanto, el premio es suyo. El resto del domingo es extremadamente gélido. Al llegar a su casa en el Sauerland, los gastos se dividen en quintas partes, y A añade la fianza de los cascos de cristal como partida de la factura, ya que va a devolverlos. El martes siguiente, C reclama el premio a la cervecera Lucher a través de su página web. El Audi A3, con un valor real de 25.000 euros, es entregado el jueves a C en Gießen y vendido inmediatamente por él por este precio. E tiene problemas de dinero. Mientras que A, B y D consideran más importante su amistad con C y se aquietan. E está decidido a hacer algo. Después de que C se haya negado reiteradamente a pagarle 1/5 del valor del premio (5.000 euros) E quiere demandar los 5.000 euros.

Extractado de Examensklausur: Kronkorken-Gewinn & Verlust der Freundschaft, Dr. Michael Hippeli,

 

Preguntas:

  1. ¿Existe alguna relación contractual entre A, B, C, D y E? ¿Por qué no es una relación de favor?
  2. ¿Qué tipo de contrato habrían celebrado A, B, C, D y E?
  3. ¿Cuál es el contenido obligatorio del contrato presuntamente celebrado?
  4. ¿Es relevante que no se formara un fondo común? ¿Qué consecuencias jurídicas tiene?
  5. ¿Por cuenta de quién adquirió B las cervezas?
  6. ¿Quién es el propietario de las cervezas una vez compradas por B?
  7. ¿A quién corresponde el premio?
  8. ¿Ha de estimarse la demanda de E? ¿Tiene E que demandar también a A, B y D o solo a C?

Elabore la demanda de E contra C indicando la acción y la pretensión ejercitadas, el plazo para ejercerla, el tribunal competente (lugar y jurisdicción), la cuantía reclamada y los fundamentos jurídicos.

Foto: Pedro Fraile

Mirada 360